¿Por qué se celebra el día de la Mujer?

“Las alas sólo son libertad cuando están abiertas en pleno vuelo. Plegadas en la espalda son una carga”

Marina Tsvetáyeva, poetisa rusa

Hoy se conmemora el Día Internacional de la Mujer en la mayoría de los países. El 8 de marzo -declarado oficialmente por la ONU en 1975- se reivindica a todas las mujeres y la igualdad completa de derechos. Todavía en 2019 hay mucho que reclamar: el fin de la discriminación, de las violencias machistas, que se alcance la igualdad salarial, la universalización de los cuidados…

La idea de un Día Internacional de la Mujer surgió a finales del siglo XIX, pero fueron distintos sucesos en el siglo XX los que han derivado en la conmemoración que conocemos hoy. Uno de ellos se produjo el 25 de marzo de 1911, cuando unas 149 personas, la mayoría mujeres, murieron en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist de Nueva York. El suceso reveló las penosas condiciones en las que trabajaban las mujeres, muchas de ellas inmigrantes y muy pobres.

Las Mujeres Socialistas conmemoraron por primera vez el Día Nacional de la Mujer en Nueva York el 28 de febrero de 1909, y más de 15.000 mujeres salieron a la calle para reivindicar mejores salarios, reducción de la jornada laboral y el derecho al voto. En 1910, la Internacional Socialista proclamó el Día Internacional de la Mujer para reivindicar el sufragio femenino, la no discriminación laboral, el acceso a la educación, y otros derechos fundamentales. La conferencia no decidió un día concreto pero fue decisiva: el día empezó a conmemorarse al año siguiente. Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza lo celebraron el 19 de marzo con mítines a los que asistieron más de un millón de personas, la inmensa mayoría, mujeres.

De Estados Unidos y Centroeuropa, la conmemoración reivindicativa empezó a extenderse a otras zonas. El último domingo de febrero de 1913, las mujeres rusas celebraron el Día Internacional de la Mujer que en otros países comenzaba a señalarse el 8 de marzo.

Con el paso de los años, se fueron incorporando otros países -China, en 1922, por ejemplo- y mujeres de todo tipo de realidades, hasta que el 8 de marzo se ha convertido en un momento de confluencia para reivindicar la igualdad de derechos para todas y recordar que aún no se han alcanzado.

“Un sueño que sueñas solo, sólo es un sueño; pero un sueño que sueñas con otros es una realidad”

Yoko Ono, artista multimedia japonesa